Métodos del ahorro que te pueden ayudar a organizar tus gastos

0
263

Ya estamos en la etapa decisiva para utilizar el método del ahorro en nuestras vidas diarias, pero ¿por dónde y cómo empezar a determinar y distribuir tus gastos? Aquí te presentamos 3 métodos que te pueden ayudar.

 

Métodos del ahorro satisfactorios

1. Kakebo

Existen situaciones en las que llegas a fin de mes y te preguntas ¿en qué me gaste el dinero? Para evitar que esto suceda, el método Kakebo te ayuda, fácilmente, a determinar a donde se va todo tu dinero

Este método es de procedencia japonesa y uno de los más sencillos y exitosos que existen a nivel mundial. El método Kakebo consta de tener bajo control tus finanzas personales; es decir, anotar cada mínimo consumo que realices en tu día a día. 

 

 

No solo debes anotar tus gastos sino también tus ingresos, desde que comienza el mes, y hacer un balance general evitando que tus gastos superen tus ingresos. La idea de este método es que sepamos distribuir bien nuestro dinero mediante una estructura adecuada realizando los cálculos necesarios.

Por ejemplo, Dave Ramsey, un inversionista en los Estados Unidos, ha implementado unos formatos, en base al método Kakebo, donde puedes llenar, detalladamente, todos tus ingresos y gastos segmentándolos en categorías necesarias para calcular la pérdida de tu dinero.

Principalmente, si presentas deudas de las que te quieres liberar estos formatos te pueden ayudar.    

 

2. 50/30/20

La regla del 50/30/20 o también conocido como “The Balanced Money Formula” planteado por la autora Elisabeth Warren en su libro “All your worth: the ultimate lifetime money plan”, es otro método sencillo de ejecutar. 

Este consta de segmentar tus gastos básicos y personales diferentes de tus ahorros de la siguiente manera:

50% – de tus ingresos se destinan a tus gastos básicos del día a día (gasolina, pasajes, comida, mensualidades, entre otros.)

30% – se enfoca a los que son tus gastos personales (salidas con tus amistades, un regalo, ropa, entre otros.)

20% – de tu dinero se centra a los que son ahorros e inversiones, este porcentaje no debería ser tocado por ningún motivo salvo que sean casos de emergencia o realmente necesarios.

Respetando esta regla de porcentajes podrás llevar una vida social y personal equilibrada y, a la par, ahorrar para situaciones inesperadas. 

3. Harv Eker

También conocido como el método de las seis cuentas, escritas por el autor T. Harv Eker en su libro de “Los secretos de la gente millonaria”. Esta trata, como su mismo nombre lo dice, de dividir tus ingresos en seis categorías con diferentes porcentajes distribuidos para necesidades o actividades personales.

La distribución puede ser de la siguiente manera:

55% – se destina a tus gatos básicos y necesarios.

10% – de tu dinero se va a lo que es el ahorro.

10% – lo dedicas a la formación educativa (este puede ser en el caso de educación personal o si eres padre o madre de familia va destinado a la educación de tus hijos).

10% – a las inversiones a largo o corto plazo (dependiendo de tus objetivos personales).

10% – para gastos personales o de ocio (salidas con amigos, ropa, etc.)

5% – para donaciones

Esta categorización puede variar dependiendo de tu estilo de vida, tu puedes adaptarla a lo que más te convenga. 

 

En conclusión,

Al ejecutar cualquiera de estos métodos, puede ayudarte a manejar mejor tus ingresos y determinar un porcentaje determinado para el ahorro, de acuerdo a tu necesidad. Estos tres métodos presentados que han ayudado y ayudan a una variedad de personas para sobresalir económicamente

Claro que si no quieres, o no puedes, hacer manualmente estas segmentaciones por falta de tiempo, también puedes hacerlo a través de herramientas y/o aplicativos que se ayudan a tener organizado tus gastos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here